Las oportunidades de trabajo para camioneros inmigrantes

By: Bubbajunk.com

Marcos es un camionero oriundo de México. Está casado y tiene tres niños. Ha trabajado para empresas de transporte pesado en su país, pero la situación económica que se vive allí se tornó difícil, y las actividades como las que él ejerce se redujeron significativamente al pasar el tiempo. Después de no tener trabajo por mucho tiempo, algunos amigos le dijeron que hay excelentes oportunidades dentro de los Estados Unidos como caminero, específicamente en el estado de Nueva Jersey.

 

El año pasado, Marcos se decidió. Empacó sus cosas y se fue para New Jersey. Dejó a su familia con muchas tristezas y promesas de que tiempos mejores llegarán. Pero el sueño pronto se le convirtió en una pesadilla. Su condición de ilegal fue su parte más difícil. Marcos tuvo que dormir en las más pobres condiciones, lo mismo para comer y siempre huir de las autoridades. A su vez, nunca tuvo seguros ni otras garantías. Aun así pudo mandar dinero a su familia.

 

Alguien supo del secreto de Marcos y lo reportó a la policía. Ahora él está en la cárcel y ni el puede visitar a su familia ni ellos a él.

 

La historia de Marcos es muy común actualmente en cualquier parte de los Estados Unidos. Millones de inmigrantes, especialmente procedentes de América Latina, ofrecen sus servicios como empleadas domésticas, constructores de edificios, algunas fábricas, en los campos de cultivo de frutas y verduras. El sector de camioneros no es la excepción.

 

Durante el 2004, al menos 560,000 inmigrantes ilegales mexicanos cruzaron la frontera en el estado de Arizona. Estas personas aceptaron un trabajo bajo ninguna condición laboral favorable, ni siquiera salario. Para las compañías es tentador contratar mano de obra barata, pues no deben pagar por cargas sociales.

 

Con este panorama, llega el temor constante de perder el empleo, pues siempre habrá alguien que trabaje por menos. Algunos culpan de la situación al Tratado de Libre Comercio de Norte América (NAFTA, por su sigla en inglés). En contraste, la firma de este convenio comercial abrió 412,000 nuevas fuentes de empleo a los estadounidenses.

 

Pero la verdad es que la inmigración ilegal es el producto de la desigualdad económica en los países. En el negocio del transporte pesado, tanto las compañías como los camioneros tienen sus propios conceptos al respecto.

 

A diferencia de los otros, los camioneros inmigrantes pueden escoger su tipo de trabajo, gracias a que pueden tener menos requisitos para laborar. Aunque si no cuenta con un camión propio deberá desembolsar entre $4000.oo y $10,0000 para comprar uno. No obstante también está en lista las personas que no cuentan con seguros de trabajo ni con otros beneficios laborales.

 

La unión de trabajadores estadounidenses ha manifestado en varias ocasiones su oposición por la competencia de los empleados de origen mexicano. Incluso la administración Bush estuvo de acuerdo en agilizar las reformas necesarias para otorgarles facilidades que antes no recibían y así fortalecer el NAFTA.

 

Sin embargo, no queda del todo claro cuál es exactamente la posición oficial, pues algunos estados ya tomaron sus políticas propias al respecto. En Tennessee por ejemplo, no están permitiendo los permisos de conducir a personas extranjeras, aunque estén legalizados.